Salud

Ensanchamiento de labios

Los especialistas coinciden en afirmar que una de las demandas que más creció en los últimos tres años, es la de ensanchamiento de labios. En esta nota, todas las alternativas, beneficios, riegos, y costos, de realizarse este procedimiento.Resultado de imagen para Ensanchamiento de labios, una cirugía en boca de todos

La cirugía de ensanchamiento labial, junto con la de pechos, parece ir a contramano de la tendencia estética, en la cual la delgadez se ve como el objetivo supremo. Por lo tanto, el requerimiento de muchas de las mujeres de hoy en día es “todo flaco, pero pechos y labios gruesos”.

 Según afirman los expertos, la popularidad de esta intervención tiene aristas tanto estéticas como prácticas. Por un lado, se encuentra la búsqueda de muchas mujeres por sumarse a un estilo que gana terreno a pasos agigantados, -y que tienen las actrices norteamericanas Kim Bassinger y Angelina Jolie, y a la modelo española Esther Cañadas como sus máximos exponentes-, y por el otro, la practicidad de una intervención que no requiere más que una pocas horas y que no necesita ser definitiva.

Y, en el caso de que sí quede conforme, se podrá sumar a la creciente tendencia de muchas mujeres, que han incorporado a su rutina de peluquería o manicuría, la práctica de efectuarse una intervención de colágeno en los labios cada seis o siete meses, previo pago de entre quinientos y setecientos dólares.

 La peligrosa alternativa de las cirugías permanentes

Entre los casos más peligrosos, se puede mencionar la utilización de silicona líquida, que solo está permitida para uso industrial. Aún así, muchos médicos faltos de ética la compran en ferreterías, y le realizan una preparación casera para insertarlas en los labios de muchas mujeres que, tarde o temprano, deberán concurrir a un hospital para curar sus graves complicaciones, haciendo de sus “baratas cirugías” (cuestán menos de 300 dólares) una de las más caras…

 De hecho, si bien en la mayoría de los países de Latinoamérica no hay una legislación clara al respecto, en los Estados Unidos las intervenciones con productos líquidos de rellenos permanentes, están prohibidas hace varios años.

Por eso mismo, este tipo de cirugía se suele realizar con rellenos de grasa extraída del propio cuerpo, o el popular colágeno.

 Pero ningún tipo de procedimiento asegura resultados infalibles: así como crece el número de mujeres que buscan ensanchar sus labios, también lo crece el de las que buscan volver a operarse para corregir distorsiones y quitarse granulomas. Para evitar todo lo posible esta situación, es fundamental realizarse la intervención con un profesional de confianza.

 Encontrando un profesional responsable

 Si la operación es aprobada, lo primero que este médico deberá hacer, es un test de alergia en el antebrazo o detrás de la oreja, para corroborar que su organismo no rechace ni genere ninguna reacción adversa a los elementos que se aplicarán.

 Por último, antes de efectuar la operación, debería exhibirle, por motus propio o ante su requerimiento, las jeringas que va a utilizar, -que deben venir precargadas, cerradas y selladas de fábrica-, para solo abrirlas en el momento en que realizará la operación. Si tienen aspecto de haber sido recargadas, no sude en cancelar la intervención, utilizando cualquier tipo de excusa (“Deseo pensarlo mejor”).

 Tipos de relleno

 Existen tres tipos de rellenos absorbentes: el colágeno, el tejido graso, y el ácido hialurónico.

 Su procedimiento no demanda más de media hora, y puede durar hasta un año, pero es el más caro de los tres.

 Luego, podemos encontrar los rellenos no absorbentes, que son los menos recomendables, pero están permitidos. Entre los mismos se encuentran el politetrafluoretileno expandido, y el artecoll.

 El primero de estos elementos, es una fibra sintética que se usa para fabricar ropa de esquí. Su intervención dura entre media y una hora, y el volumen durará por siempre, a menos de que se realice otra intervención para sacarlos. Estas fibras podrían también salirse por si mismas, lo que obligará a una intervención urgente. 

El segundo de estos elementos, es un polímero sintético de polimetilmetacrilato y colágeno que se coloca en inyecciones, durante media hora.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ultimas Noticias

To Top